top of page
Buscar

La Paternidad

Actualizado: 29 ene 2018

Crianza Biparental, cuidados y apego del padre.

Atención biparental solo aparece en menos del 5% de mamíferos.

Los varones humanos experimentan el impulso de atender a las crías casi tanto como las mujeres




El Cerebro Paterno


Los antropólogos consideran que la necesidad de atención por parte del macho ha sido una fuerza selectiva importante en la evolución del apareamiento que impera actualmente entre los humanos En todas las culturas humanas, la familia típica tiene algún tipo de padre, ya sea el biológico o un pariente materno, cuya actuación sería calificada de paternal en cualquier sociedad.


Después del parto los padres expresan el mismo tipo de emociones que las madres al ver por primera vez

al recién nacido, cuando se les brinda la oportunidad exploran el cuerpo del recién nacido siguiendo el mismo patrón que la madre, primero los dedos, luego las palmas, los brazos, las piernas y finalmente el

tronco. Al hablar con el bebé, el padre también cambia su tono de voz, adoptando uno mas agudo, y utilizan frases breves y repetitivas como las madres.


Existen estudios donde se observaron fotografías de bebes madre y padre respondían fisiológicamente

igual, pero las madres se expresaban más verbalmente. Se observó que los padres que presenciaron el nacimiento están mas seguros de conocer a su bebe. Depresión posparto también se da en padres.

En condiciones de estrés los bebes se vinculaban más con la madre, pero si todo estaba en calma ver al

padre o a la madres les hacia igualmente felices.


La paternidad conlleva cambios hormonales

Los nuevos padres experimentan un aumento en las hormonas estrógeno, oxitocina, prolactina y glucocorticoides. El contacto con la madre y los niños parece inducir los cambios hormonales en los papás. Los que muestran más afecto hacia sus hijos también tienden a tener mayores niveles de oxitocina.


Los efectos de la paternidad sobre los niveles de testosterona son menos claros. Los padres muestran una disminución en la testosterona, que los investigadores dicen que puede hacer que los padres sean menos agresivos y acercarlos a sus hijos. “El contacto infantil sí parece modular los sistemas endocrinos y activar los circuitos neuronales en los padres de una manera sorprendentemente similar a la de las madres” (octubre de 2010, Trends in Neurosciences).


Cerebro paternal en humanos

Cuanto más tiempo pase un padre con su hijo y cuanto más se implique en sus cuidados mayores son esos cambios. La oxitocina tiene también un papel relevante en el vínculo entre padre e hijo. Cuanto más tiempo pasa un padre con la madre y su hijo más oxitocina produce. Cuanto más se implica en la crianza de su hijo, pasando más tiempo con él, más oxitocina produce y más fácilmente se activa la amígdala y se fortalece el vínculo emocional. Si el padre tiene una implicación menor en la atención a su hijo, se activan y

desarrollan sobre todo las redes de los lóbulos frontales y temporales relacionadas con la interacción social y la empatía.


En todas las culturas, los padres tienden a jugar con el hijo más que la madre y a realizar acciones más arriesgadas como la de arrojarlo por el aire. Además consideran que el bebe necesita mas estimulación activa, lo que parece explicar la diferencia en la manera de jugar


El padre en la lactancia

Los padres juegan un papel fundamental en la lactancia materna, y se les debe considerar aliados para su promoción animándoles a participa En un estudio lo que más expresaron las madres era la importancia del apoyo del padre y muy especialmente de sentirse reconocidas por ellos (Tohotoa et al., 2009). Esas madres afirmaban:

“Lo que más me ayudó fue que él reconociera que yo le estaba dando lo mejor a nuestro bebé”.

”Se levantaba y me abrazaba en medio de la noche cuando yo estaba llorando y con grietas en los pezones, y eso fue una gran ayuda”. “Me gustó que peleara en el hospital para que a nuestro bebé no le dieran biberones cuando yo todavía estaba anestesiada”.

En dicho estudio, los padres expresaban sobre todo su deseo de ser más partícipes en la lactancia.

Extrañaban haber tenido más información, para aprender su nuevo rol y poder defender y apoyar

la lactancia mejor. Comentaban:

  • “sentía que me estaba perdiendo algo en la estimulación intelectual del bebé, se podría haber evitado si alguien me hubiese informado mejor de todo lo que experimentan las madres y como ayudarle en la lactancia”.

  • “Tendrían que enseñarnos cómo ayudar a nuestra pareja cuando está con el bajón hormonal, sin deseo sexual, y cambios de humor frecuentes”.

  • “En las clases prenatales parecía que el padre no tendría nada que hacer con el recién nacido“.

  • “Darnos más información sobre por qué la lactancia materna es mejor para el bebé y la madre“.

  • “No tenía ni idea de cómo ayudar”.

  • “La lactancia es un sacrificio, pero al mismo tiempo deberían contarte que si tu bebé es alimentado de la manera óptima tu vida va a ser más fácil” (Tohotoa et al., 2009).

Beneficios de la implicación del padre

A corto y largo plazo:

  • Salud psicológica,

  • Menos problemas de conducta

  • Menos abuso sustancias y criminalidad,

  • Más empatía

  • Mejor capacidad de relación,

  • Mayor satisfacción sexual en edad adulta,

  • Mayor autoestima y mayor satisfacción vital






20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page